Cuba

Cuba fue descubierta por Cristobal Colon  el 28 de octubre de 1492, durante su primer viaje hacia lo que él creía era el imperio del gran Khan. La isla estaba habitada entonces por alrededor de cien mil amerindios: Guanajuatabeyes, Ciboneyes, Tainos, Arawaks, así como por tribus antropófagas, los caribes. La isla fue bautizada según su nombre indígena, Cubanascan. Juan de la cosa hizo relevamientos cartográficos y Sebastián de Ocampo fue el primer europeo en dar la vuelta completa, en 1508.

La colonización de Cuba comenzó en 1511, bajo la dirección de Diego Velázquez de Cuellar, nombrado gobernador de la isla y fundador de Baracoa, de Santiago de Cuba (1514) y de La Habana (1519). En menos de cinco años, la población indígena de temperamento pacífico, sistemáticamente masacrada, fue reducida a unas centenas de individuos. Por otro lado, siendo base de abastecimiento para las expediciones españolas hacia México y Panamá, Cuba poseía reservas de oro que fueron rápidamente agotadas. La administración local quedó entonces encargada de promover nuevas actividades económicas: el tabaco, las plantas para hacer tinturas, luego la caña de azúcar conocieron un desarrollo considerable, favorecido por la importación de esclavos africanos. Especie de base portuaria americana en la ruta hacia Europa, la isla llegó a ser comercialmente muy activa.

Desde el comienzo del siglo XIX, las diferencias entre los españoles y los criollos se exacerbaron. Las autoridades locales debieron hacer frente a las aspiraciones de independencia de todos los pueblos de la América española. En Cuba, el movimiento conoció un verdadero desarrollo gracias a la acción de Carlos Manuel de Céspedes. Rico propietario de un dominio azucarero, francmasón, liberó sus esclavos y llamó a sus compatriotas a la revuelta, constituyendo grupos de manzanilleros y desencadenando la guerra de los Diez Años (1868-1878).

Al final del conflicto perdido por los insurgentes, el pacto de Zanjón (10 de febrero de 1878) acordó importantes concesiones a los cubanos. La isla fue dotada de una cierta autonomía, la esclavitud fue abolida en 1880 y la igualdad de derechos entre los blancos y los negros, proclamada en 1893. Las consecuencias del pacto alcanzaron el dominio político, con la constitución de los primeros partidos políticos, así como al sector económico, ya que las empresas norteamericanas aumentaron sus inversiones en la región.

 

El desarrollo en la infraestructura de servicios en su cayería norte y la explotación de los atractivos turísticos, principalmente relacionadas con las tradiciones y la historia de la región, debe conducir a Villa Clara a convertirse, en un término medio, un destino turístico preferido en la mayor de las Antillas.
Por los últimos años, esta provincia central ha recibido sobre todo un turismo de circuito atraídos por la estrecha relación entre su capital y la figura del legendario guerrillero Comandante Ernesto (Che) Guevara.
A finales de diciembre de 1958, llevó a cabo aquí combates decisivos de la lucha final por la liberación final definitivo. Santa Clara es una ciudad pulcra y tranquila, fundada en 1689. El Museo Memorial erigido en homenaje al Che Guevara y sus compañeros, muertos en combate en Bolivia.
El Teatro de la Caridad (1885) y el Parque Leoncio Vidal, sitios que merecen ser vistos. La ciudad también tiene la ventaja de que su posición geográfica se localiza 267 kilómetros de la Ciudad de La Habana, 74 kilómetros de Cienfuegos, 207 kilómetros de Varadero ya sólo 88 kilómetros de Trinidad.

La Habana ofrece el contraste de ser por un lado, una ciudad que parece paralizada en el tiempo y por otro, la modernidad de sus servicios turísticos que la vuelven uno de los destino de playa favoritos de los viajeros europeos.
El Capitolio Nacional de La Habana es un relevante edificio construido en 1929 en La Hablana (Cuba) bajo la dirección del arquitecto Eugenio Raynieri Piedra, destinado a albergar y ser sede de las dos cámaras del Congreso o cuerpo legislativo de la República de Cuba. Inspirado en el clásico Capitolio romano, el edificio presenta una fachada acolumnada neoclasica y una cupula que alcanza los 91,73 m de altura.
Situado en el centro la capital del país, entre las calles Prado, Dragones, Industria y San José, es el origen kilométrico de la red de carreteras cubanas, y después del triunfo de la Revolucion, cuando fue disuelto el Congreso, fue transformado en la sede del Ministerio de Ciencia,Tecnologia y medio Ambiente de la Academia 
de ciencias de Cuba.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s