Puerto Rico

Localizado en el noreste del Mar caribe Puerto Rico fue clave del Imperio Español desde los primeros años de la exploración, conquista y colonización del Nuevo Mundo. La isla fue un puesto militar importante durante muchas guerras entre España y otras potencias europeas por el control de la región en los siglos XVI, XVII y XVIII. La más pequeña de las Anatillas Mayores , Puerto Rico fue trampolín en el pasaje de Europa a Cuba, Mexico,Centro America y los territorios del norte de Sudamérica. A lo largo de casi todo el siglo XIX hasta el final de la guerra Hispano-estadounidense, Puerto Rico y Cuba fueron las dos últimas colonias españolas en el Nuevo Mundo; sirvieron como los últimos puestos de avanzada españoles en una estrategia para volver a obtener el control del continente americano.
En el candente debate global en torno a los organismos y alimentos genéticamente modificados, o transgénicos, el rol poco conocido de la isla caribeña de Puerto Rico,ha pasado mayormente inadvertido y hasta ahora ha evadido escrutinio crítico. La actividad de biotecnología agrícola en esta colonia tropical de Estados Unidos es masiva.
“Puerto Rico atrae compañías de biotecnología agrícola debido a su clima tropical que
permite hasta cuatro cosechas anuales y la disponibilidad del gobierno a acelerar
(fast-track) los permisos”, según los doctores Margarita Irizarry y José .
La parguera:
Otro lugar que no puede faltar en tu visita a la isla es La parguera y su bahía fluorescente. Estas aguas se encuentran repletas de determinados microorganismos que al disturbarlos producen un destello lumínico impresionante. Este tipo de fenómeno se puede ver en varios lugares del mundo, pero solo en puerto rico puedes verlo todas las noches.

Museo de Arte de Ponce

El museo de Arte de Ponce es uno de los más grandes y bellos de todo el Caribe. El mismo posee pinturas y esculturas que recorren todo el pasaje cultural puertorriqueño, como así también obras extranjeras de famosos artistas como Velasquez, Rubens y Rodin.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Republica Dominicana

El territorio de la actual República Dominicana surgió de una partición efectuada a continuación del tratado de paz de Ryswick (1697) que dividió a la isla en dos: la parte occidental (la futura Haití) correspondió a Francia, mientras que España obtuvo la parte oriental.
En 1795, con el tratado de Basel, España cedió su colonia a Francia.

En 1801, después de la gran revuelta de esclavos, el que fuera esclavo haitiano, Toussaint-Louverture, tomó posesión de la parte oriental que él deseaba incorporar a Haití. Las tropas francesas, derrotadas en Haití, lograron mantenerse en la parte oriental de la isla que fue concedida a España, estatuto concluido por el tratado de París (1814). Pero la tiranía ejercida por la administración española provocó, en 1821, la revuelta de los dominicanos quienes proclamaron su independencia.

La experiencia fue de corta duración. En 1822, el presidente haitiano Jean-Pierre Boyer anexó la parte oriental hasta 1844, cuando una insurrección expulsó a la guarnición haitiana de Santo Domingo y proclamó la República. Debilitada por la amenaza de invasiones haitianas, la República Dominicana, conducida desde 1844 por el presidente Pedro Santana, solicitó ayuda a España, que anexó de nuevo al país. La presencia de España no logró poner fin a la inestabilidad y, en febrero de 1865, los Dominicanos recobraron su independencia.

Frente al clima de inestabilidad que continuaban haciendo reinar los haitianos, se oponían los partidarios de la tutela norteamericana y los del retorno a la autoridad española. En 1906, el país firmó un tratado por una duración de cincuenta años con los Estados Unidos. La administración y los servicios aduaneros pasaron al control de los norteamericanos a cambio del pago de la deuda. En noviembre de 1916, los norteamericanos ocuparon el país hasta 1924.

Elegido en 1930 con el apoyo de Estados Unidos, Trujillo reinó exclusivamente. Durante su dictadura, marcada por una represión despiadada y un culto de la personalidad sin reservas, el conjunto de la economía pasaba bajo su control. Llevó una política de grandes obras y logró sanear la situación financiera. Pero, comprometido en el asesinato del presidente venezolano Betancourt, Trujillo fue condenado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y, finalmente, abandonado por los Estados Unidos. El 30 de mayo de 1961 fue asesinado.

El fin de la dictadura se acompañó del retorno de los exiliados y del restablecimiento de los partidos políticos. En diciembre de 1962, la primera elección libre después de cuarenta años llevó al poder al antiguo exiliado Juan Domingo Bosch, jefe del Partido Revolucionario Dominicano. Éste fue acusado sin embargo de una simpatía demasiado grande con respecto al régimen castrista y fue derrocado por un golpe de estado militar sostenido por las élites del país que pusieron en su lugar un triunvirato civil. En abril de 1965, éste último fue derrocado por un golpe de estado de los militares liberales quienes armaron a la población civil para prevenir el retorno de los militares de derecha, provocando la intervención armada de los Estados Unidos. La batalla de Santo Domingo dejó millares de muertos.

Un gobierno provisorio fue constituído con la misión de preparar las elecciones de junio de 1966, que dieron la victoria al conservador Joaquín Balaguer, jefe del Partido Reformista Social-cristiano (PRSC). Gracias a los ingresos del azúcar, a las inversiones extranjeras y al desarrollo del turismo, la República Dominicana conoció una cierta prosperidad, sin embargo constantemente amenazada por choques entre el ejército y la oposición de izquierda.

Balaguer fue reelegido en 1970 pero debió dejar su lugar, en 1978, a Silvestre Antonio Guzmán, candidato del Partido Revolucionario Dominicano. Después de haber hecho fracasar un complot militar, Guzmán procedió a una liberalización del régimen.

No se volvió a presentar en las elecciones de 1982, dejando su lugar a Salvador Jorge Blanco, igualmente miembro del PRD. Frente a la crisis económica que afectaba de lleno al país después de la caida de la cotización del azúcar, las medidas de austeridad impuestas por el Fondo Monetario Internacional provocaron revueltas en 1984 y 1985.

Balaguer reencontró el poder en la elección presidencial de 1986, y fue reelegido en 1990 y en 1994. Dos años más tarde, con ochenta y nueve años, dejó sus funciones después de la elección para la presidencia del candidato de centro-derecha Leonel Fernandez, el 30 de junio de 1996.

 

 


Posted in Uncategorized | Leave a comment

Brasil

Es el estado más grande de América del Sur. Cubre casi la mitad de la superficie del continente sudamericano.

País de extremos, Brasil es una tierra de contrastes: De la Amazonia a las colosales cataratas de Iguazú, de Sertao, región de sequía, al continente pantanoso de Pantanal, la naturaleza, en todas partes, se despliega y reafirma sus derechos.
Las extensas playas, entre ellas las famosas Copacabana, Ipanema y Leblón, atraen a viajeros de todo el mundo por su belleza y la de las mujeres del lugar…
Ir a Brasil es descubrir un país grandioso y un pueblo encantador, entusiasmarse descubriendo Salvador de Bahía, Recife, Ouro Preto, Olinda y entrar en la locura de Rio de Janeiro y su carnaval.

Brasil es un despertar, un renacer. Muy diferente a todo lo que nos habíamos imaginado. Es cierto que es muy natural, muy multicultural, muy Nuevo Mundo. Sin embargo, para nuestro asombro lo que vimos en nuestros viajes a São Paulo y Praia Grande, y posteriormente a Goiânia, Anápolis y culminando en Brasilia, fue un Brasil muy diferente al que usualmente vemos presentado o anunciado. Las personas brindan al extranjero una acogida cariñosa y sana, como si fueran gente de aldea, pero esa misma gente en su rutina diaria se desenvuelven con el deseo de trabajar y realizar sus empresas tal y como lo hacen los ejecutivos de las grandes corporaciones en los Estados Unidos. Gente muy decente, de mente extensa y flexible, posiblemente el lugar donde hemos visto más programas educativos en la televisión a todas horas del día y la noche, una gran sorpresa nos llevamos, un país donde han logrado unir la alegría del vivir con la formalidad y empeño que la prosperidad demanda.


Muy interesante es la movilidad que existe dentro de Brasil. Nosotros visitamos São Paulo y como es de esperar ya que esta ciudad es la mayor del país, habían muchas personas allí de otras partes. Sin embargo, también muchas eran oriundas de esta ciudad o sus cercanías, siendo el dato curioso que habían vivido tiempo en otras ciudades. Al menos visitado, pero no con el espíritu de turista de ir a disfrutar de lo mejor que esas otras ciudades tienen que ofrecer, sino con el deseo de conocer como es la vida en esos otros lugares. Y nada de críticas para nadie.

No resistimos nuestros deseos y completamos el año regresando al Brasil a finales de octubre. En tal ocasión nos encaminamos hacia una ciudad del interior llamada Anápolis, en el estado de Goiás, con el deseo de compartir un rato con amistades que hasta entonces sólo conocíamos por referencia. Nos llevaron a conocer la ciudad de Goiânia, capital del estado, y varios pueblos y lugares cercanos; y nos complacen el deseo de toda una vida, con el cariño ya no de amistades sino de familiares y orgullo justificado, nos llevaron a Brasilia.

En el punto culminante de la ciudad de Río de Janeiro, sobre el monte Corcovado a una altura de 710 metros, se distingue la figura de Cristo Redentor. La impresionante imagen con los brazos abiertos se ve desde la lejanía como una gran cruz blanca sobre la verde selva que cubre las alturas del mundialmente conocido monte Corcovado.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Cuba

Cuba fue descubierta por Cristobal Colon  el 28 de octubre de 1492, durante su primer viaje hacia lo que él creía era el imperio del gran Khan. La isla estaba habitada entonces por alrededor de cien mil amerindios: Guanajuatabeyes, Ciboneyes, Tainos, Arawaks, así como por tribus antropófagas, los caribes. La isla fue bautizada según su nombre indígena, Cubanascan. Juan de la cosa hizo relevamientos cartográficos y Sebastián de Ocampo fue el primer europeo en dar la vuelta completa, en 1508.

La colonización de Cuba comenzó en 1511, bajo la dirección de Diego Velázquez de Cuellar, nombrado gobernador de la isla y fundador de Baracoa, de Santiago de Cuba (1514) y de La Habana (1519). En menos de cinco años, la población indígena de temperamento pacífico, sistemáticamente masacrada, fue reducida a unas centenas de individuos. Por otro lado, siendo base de abastecimiento para las expediciones españolas hacia México y Panamá, Cuba poseía reservas de oro que fueron rápidamente agotadas. La administración local quedó entonces encargada de promover nuevas actividades económicas: el tabaco, las plantas para hacer tinturas, luego la caña de azúcar conocieron un desarrollo considerable, favorecido por la importación de esclavos africanos. Especie de base portuaria americana en la ruta hacia Europa, la isla llegó a ser comercialmente muy activa.

Desde el comienzo del siglo XIX, las diferencias entre los españoles y los criollos se exacerbaron. Las autoridades locales debieron hacer frente a las aspiraciones de independencia de todos los pueblos de la América española. En Cuba, el movimiento conoció un verdadero desarrollo gracias a la acción de Carlos Manuel de Céspedes. Rico propietario de un dominio azucarero, francmasón, liberó sus esclavos y llamó a sus compatriotas a la revuelta, constituyendo grupos de manzanilleros y desencadenando la guerra de los Diez Años (1868-1878).

Al final del conflicto perdido por los insurgentes, el pacto de Zanjón (10 de febrero de 1878) acordó importantes concesiones a los cubanos. La isla fue dotada de una cierta autonomía, la esclavitud fue abolida en 1880 y la igualdad de derechos entre los blancos y los negros, proclamada en 1893. Las consecuencias del pacto alcanzaron el dominio político, con la constitución de los primeros partidos políticos, así como al sector económico, ya que las empresas norteamericanas aumentaron sus inversiones en la región.

 

El desarrollo en la infraestructura de servicios en su cayería norte y la explotación de los atractivos turísticos, principalmente relacionadas con las tradiciones y la historia de la región, debe conducir a Villa Clara a convertirse, en un término medio, un destino turístico preferido en la mayor de las Antillas.
Por los últimos años, esta provincia central ha recibido sobre todo un turismo de circuito atraídos por la estrecha relación entre su capital y la figura del legendario guerrillero Comandante Ernesto (Che) Guevara.
A finales de diciembre de 1958, llevó a cabo aquí combates decisivos de la lucha final por la liberación final definitivo. Santa Clara es una ciudad pulcra y tranquila, fundada en 1689. El Museo Memorial erigido en homenaje al Che Guevara y sus compañeros, muertos en combate en Bolivia.
El Teatro de la Caridad (1885) y el Parque Leoncio Vidal, sitios que merecen ser vistos. La ciudad también tiene la ventaja de que su posición geográfica se localiza 267 kilómetros de la Ciudad de La Habana, 74 kilómetros de Cienfuegos, 207 kilómetros de Varadero ya sólo 88 kilómetros de Trinidad.

La Habana ofrece el contraste de ser por un lado, una ciudad que parece paralizada en el tiempo y por otro, la modernidad de sus servicios turísticos que la vuelven uno de los destino de playa favoritos de los viajeros europeos.
El Capitolio Nacional de La Habana es un relevante edificio construido en 1929 en La Hablana (Cuba) bajo la dirección del arquitecto Eugenio Raynieri Piedra, destinado a albergar y ser sede de las dos cámaras del Congreso o cuerpo legislativo de la República de Cuba. Inspirado en el clásico Capitolio romano, el edificio presenta una fachada acolumnada neoclasica y una cupula que alcanza los 91,73 m de altura.
Situado en el centro la capital del país, entre las calles Prado, Dragones, Industria y San José, es el origen kilométrico de la red de carreteras cubanas, y después del triunfo de la Revolucion, cuando fue disuelto el Congreso, fue transformado en la sede del Ministerio de Ciencia,Tecnologia y medio Ambiente de la Academia 
de ciencias de Cuba.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Paraguay

Los indígenas del Paraguay estaban conformados por diferentes tribus, conocidas colectivamente bajo el nombre de Guaraníes, cuando, hacia el 1515, Díaz de Solís descubrió la región, seguido en 1525 por el portugués Diego García. Unos años más tarde, el navegante italiano Sebastián Gaboto, entonces al servicio de España, exploró en parte los principales cursos de agua del país.

En 1537, aventureros españoles en busca de oro establecieron un fuerte, llamado Nuestra Señora de la Asunción, sobre el río Paraguay; éste fue el origen de la ciudad de Asunción. El Paraguay colonial y el territorio de la Argentina actual fueron gobernados conjuntamente hasta 1620, antes de volverse dependencias separadas del virreinato del Perú.

A fines del siglo XVI, los jesuitas trabajaron en el establecimiento de un gran número de misiones llamadas reducciones, habitadas por indios convertidos por los misioneros y constituyendo pequeñas comunidades independientes en el plano económico y político, preservando la identidad cultural de los guaraníes. Provistos de una libertad casi total respecto a las autoridades civiles y eclesiásticas locales, los jesuitas llegaron a ser entonces el poder más importante de la colonia.

En 1750, por el Tratado de Madrid, el rey Fernando VI de España cedió siete reducciones del Paraguay a Portugal, a cambio de la colonia de Sacramento (el actual Uruguay); los jesuitas decidieron entonces apoyar a los guaraníes en su revuelta contra esta transferencia. Y en 1767, los misioneros fueron expulsados del país.

En 1776, España creó el virreinato del Río de La Plata, que comprendía la Argentina, el Paraguay, el Uruguay y la Bolivia actuales.

Siguiendo el ejemplo de Argentina, Paraguay proclamó a su vez su independencia, el 14 de mayo de 1811, ratificada por el Congreso dos años más tarde. El país conoció entonces una sucesión de regímenes.

En 1865, López lanzó al país en una guerra contra Argentina,Bracil , Uruguay: fue la guerra del Paraguay o guerra de la Triple Alianza (1865-1870), que provocó la ruina del país, diezmó la población masculina y originó su ocupación por el ejército brasileño hasta 1876. Por otra parte, Paraguay debió ceder la región de Misiones y el territorio situado al norte del río Apa a Brasil, así como una parte del Chaco a Argentina.

A partir de 1912, se sucedieron períodos de estabilidad política y de revueltas. La frontera con Bolivia, en la región del Chaco, engendró numerosos conflictos, en particular a causa de la presencia de petróleo. Así, en 1928, la guerra del Chaco estalló, seguida de la invasión de la región por Bolivia. Después del armisticio de 1935, Paraguay recibió alrededor de tres cuartos de la región disputada, por el Tratado de 1938. Desde entonces, el gobierno paraguayo se orientó hacia profundas reformas económicas y sociales.

Desde 1940, el país vivió una nueva alternancia entre los liberales (colorados) y los conservadores (azules), a través de regímenes dictatoriales y juntas militares. El poder pasó sucesivamente a manos del general Higinio Moríñigo, de 1940 a 1948, de Federico Chaves, de 1949 a 1954 y del general Alfredo Stroessner, sostenido por el Partido Colorado, de 1954 a 1988.

En los años ’70 y a comienzos de los ’80, Paraguay vivió un período marcado por la crisis económica y el aumento del desempleo. Stroessner fue separado del poder con un golpe de estado, en febrero de 1989, dirigido por el general Andrés Rodríguez, apoyado por el partido Colorado. Su gobierno orientó su política hacia numerosas reformas, tanto en el dominio económico, por el lado de las privatizaciones, como en el político, orientando al país hacia una democratización (ratificación de la nueva Constitución en 1992). En política exterior, Paraguay adhirió al Tratado del Mercosur en marzo de 1992.

En mayo de 1993, Juan Carlos Wasmosy accedió a la presidencia con la mayoría de los votos; fue el primer presidente elegido democráticamente.

Río Paraguay

Paran


Posted in Uncategorized | Leave a comment

Chile

El explorador portugués Fernando de Magallanes feu el primer europeo en visitar el actual Chile desembarcando en la isla Chiloé en su periplo en 1520, después de haber atravezado el estrecho que llevó en adelante su nombre. La región fue llamada entonces Tchili, nombre de los indígenas que la poblaban y que significa en indio “nieve”. En esta época, toda la zona al sur del río Rapel estaba habitada por los mapuches (que pertenecían al grupo de los araucanos), pueblo indio dotado de una rara habilidad en el combate. Las tribus del norte de Chile estaban sometidas desde el siglo XV a losIncas del Perú.

Fue a partir de 1535, fin de la conquista española del Perú por Francisco Pizarro, que uno de sus capitanes, Diego de Almagro, emprendió la conquista de las tierras situadas al sur de Cuzco. Después de tres años de búsquedas en vano sobre el territorio chileno, la expedición que no había encontrado oro y que se había topado con los temibles mapuches volvió al Perú.

Pedro de Valdivia, enviado por Carlos Quinto, condujo una segunda expedición por el sur de Chile en 1540. A pesar de una feroz resistencia de los mapuches, Valdivia logró establecer varias colonias, entre ellas Santiago de la Nueva Estremadura en 1541, Concepción en 1550 y Valdivia en 1552. Pero en 1554, los mapuches organizaron un levantamiento general, masacrando a Valdivia y muchos de sus compañeros; devastaron todas las ciudades, excepto Concepción y La Serena. Los mapuches fueron la única gran tribu india que se resistió a los asaltos de los españoles. Los combates continuaron de forma intermitente durante y después del período de colonización emprendido por España y no cesaron sino hasta el fin del siglo XIX.

En 1557, España, por intermedio de un gobernador, tomó posesión del territorio chileno. En el seno de este imperio colonial, Chile fue primero una dependencia del virreinato del Perú, antes de tener su propio gobierno, dirigido por un gobernador y un Tribunal real. El desarrollo del país fue lento, particularmente en razón a la ausencia de minas de oro o plata susceptibles de atraer a los españoles. Por otro lado, Chile estaba alejado de los grandes centros peruanos de colonización y era de difícil acceso. La agricultura en el valle central era la principal actividad, permitiendo proveer productos alimentarios al Perú, particularmente trigo.

Torre del Paine :

Sur de Chile :

Volcan Llaima :


Posted in Uncategorized | Leave a comment